La línea de pelado de remolacha de Sormac para Van Walderveen supera las expectativas

Henk van Walderveen comenzó hace dos generaciones con la venta puerta a puerta de patatas, frutas y hortalizas. Hoy en día, la empresa comercial internacional Van Walderveen opera en todo el mundo. Algunos productos importantes que comercializa son zanahorias baby con follaje, coliflores y remolachas.

La remolacha es el único producto que procesa Van Walderveen. En un espacio totalmente acondicionado, las remolachas se pelan, se cocinan, se enfrían en tres horas, se cortan en rodajas y se envasan en la cantidad y el envase deseados.

En octubre del año pasado, Van Walderveen comenzó a usar una nueva línea de pelado de remolacha, de Sormac. Está constituida por un tanque, una cinta transportadora, una peladora de cuchillas del tipo MS-20 y una mesa de inspección con rodillos.

Van Walderveen está muy satisfecho con la nueva línea de procesamiento, cuya capacidad supera las cantidades acordadas.

Además, el consumo de energía de las peladoras de cuchillas Sormac es muy bajo, gracias la eficiente transmisión y al método de pelado utilizado. Ello está en línea con el esfuerzo de Van Walderveen por trabajar de forma sostenible, lo que se complementa con el hecho de que los desechos del pelado son usados por ganaderos, para alimentar el ganado.